Una ciudad llamada España de Manuel Blanco

Todos aquellos lectores interesados en la arquitectura y el diseño no pueden dejar de tener el catálogo de la exposición Una ciudad llamada España, que se llevó a cabo en la Glyptoteca Nacional, entre el 21 de mayo y el 29 de agosto de 2010.
Una ciudad llamada España es una instalación que refleja el paisaje de la arquitectura contemporánea española construyendo una gran ciudad con los elementos más significativos proyectados por una magnífica constelación de arquitectos en la primera década de este siglo. En este retrato intergeneracional se mezclan desde los nuevos estudios y grupos emergentes a las más consagradas figuras españolas del panorama internacional.
Se ha buscado hacer un retrato de la arquitectura española construida por los arquitectos españoles en su propio territorio. Hubo dos condiciones a la hora de seleccionar los trabajos de esta muestra: Que sus equipos estén radicados en España, que sean estudios que vivan y trabajen en nuestras ciudades. Y que sean obras construidas, o proyectadas, en España en esta primera década. Con ello se ha creado una ciudad cuyo trazado coincide con el mapa de nuestra geografía. Un modelo topográfico abstraído de la orografía, un mapa en relieve, un plano de cristal sobre el que descansan maquetas, fotos y dibujos. Representaciones de edificios que se sitúan en este gran mapa de la península, de sus islas y ciudades, en correspondencia con su situación real. Atravesado por calles que permitan su recorrido y que el visitante se adentre por los interiores de aquel paisaje arquitectónico como si estuviera recorriendo una ciudad real.
Manuel Blanco, Catedrático de la ETS de Arquitectura de la UPM de Madrid, fue el encargado de diseñar y organizar la exposición.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *